El Tiki-Taka. Una fórmula sencilla para empezar a componer nuestras fotografías.


Barrika, 24 mm, 1.3", f11, ISO 100

LA FORMA MAS SENCILLA DE EMPEZAR A COMPONER

 Una de las fórmulas más sencillas para empezar a componer es la del tiki-taka. Dicho de otra forma, tenemos que aprender a identificar un sujeto y  unirlo a un fondo.  Esa sería la forma más básica del tiki-taca . También podemos convertir este tiki-taka en un rondo colocando más sujetos por el fotograma y que estos interactúen entre ellos.  Con esta segunda opción nos complicamos algo más ya que entran en juego más elementos y hay que prestar mucha más atención a detalles como la colocación de estos, la luz o los colores por citar algunos.


 Lo que tenemos que tener claro es que el éxito de una buena composición estará en la buena distribución de los elementos por el encuadre.

 En lo que se refiere a esta entrada, vamos a hablar del tiki-taka como una sencilla fórmula por la cual vamos a hacer que los ojos del espectador vayan saltando de un elemento a otro y vayan recorriendo la fotografía al completo. 

¿QUE ES UN TIKI-TAKA? 

 Quizás algunos os estéis preguntando que que es eso del tiki-taka. No es otra cosa que una expresión futbolística que hace referencia a un tipo de juego básicamente al primer toque. Veamos que dice la wiki del tiki-taka. En el Mundial de futbol de Alemania 2006 el fallecido periodista Andrés Montes puso el término tiki-taka en boca de todos al ser una de sus constantes muletillas durante las retransmisiones de los partidos.

 Yo lo que he hecho es trasladar esta expresión al mundo fotográfico para que sea más sencillo y coloquial a la hora de hablar de este recurso compositivo. En otras palabras, buscar la fórmula más sencilla para empezar a componer nuestras fotografías.

¿LO VEMOS CON UNOS EJEMPLOS? 


  Tomando como primer ejemplo esta fotografía de Barrika en un potente y colorido atardecer otoñal, podemos observar 3 claros elementos. La elección de estos elementos obedecerá a las circunstancias del momento y a elecciones personales. Como hablar de composición fotográfica es algo muy extenso, lo iremos viendo todo en sucesivas entradas. Yo ahora os cuento porque he decidido usar estos elementos.



  Nos encontramos en noviembre, un atardecer con viento sur que suele brindarnos estos tonos rojizos tan fuertes. Por esta época del año el sol se esconde muy a la izquierda y es por allí por donde van a estar los tonos más impactantes del ocaso, por ello el encuadre va a estar orientado hacia esas tonalidades. Ya hemos escogido al buscar una parte concreta del cielo el primer elemento y casi sin pensar en ello. 

 La marea está muy baja y los famosos flysh de Barrika están hasta la bandera de gente dándose codazos. Yo lo que quiero es algo de agua en mi primer plano por lo que he de adelantar mi posición hasta la línea de la marea, que viene a ser más o menos por donde la roca grande de la derecha. Ya hemos escogido un segundo elemento, la roca grande.

 Nos acercamos hacia allí para ver como unimos nuestros dos elementos, roca y cielo, tiki y taka. Al acercarnos nos llama la atención una tercera roca, mucho más pequeña pero que también puede aportar algo a la composición. Ya tenemos un tercer elemento compositivo.

  Lo siguiente que hemos hecho ha sido tratar de colocar nuestros elementos compositivos en 3  planos diferentes buscando poner la roca más pequeña en nuestro plano más cercano logrando algo más de peso visual. Luego esperamos a que una ola se acerque a nuestra posición y disparamos logrando así que las rocas contrasten más sobre el lechoso mar.





 Vamos ahora  con otro ejemplo, esta vez, de la mano de Mer nos vamos al famoso hayedo de Otzarreta. Analizaremos esta foto que Mer le hizo a mi Perrito y a la vez también trataremos de comprender el tiki-taka.


  Como se ve en la fotografía, la autora vio la pose y mirada atenta de Hartza y no se lo pensó dos veces a la hora de disparar. Hay momentos que o te apresuras o los pierdes. 

 El Perrito es muy bonito, de eso nadie duda, el pelaje dorado contrasta muy bien con los verdes del musgo y su mirada nos invita a adivinar que es lo que tanto atrae su atención. Pero... ¿Funciona realmente nuestra sencilla fórmula del tiki-taka?


  Lo primero vamos con nuestra sencilla fórmula del tiki-taka. Nuestro sujeto y más concretamente su mirada nos está dando un punto muy claro, un más que evidente tiki pero... ¿Dónde está el taka? Esto no quiere decir que sea obligatorio unir con puntos todas nuestras fotografías, pero esta entrada trata de ello. Ya veremos en otras entradas como hay otros recursos compositivos que nada tienen que ver con nuestro tiki-taka de hoy. Sin ir más lejos esta fotografía podía haber funcionado muy bien de no ser por todo ese espacio vacío de la derecha que aporta más bien nada. A no ser que de antemano queramos aprovechar esos grandes espacios sin interés como para insertar un texto o algún tipo de fotomontaje, es aconsejable no meterlos en el fotograma. Y ya para acabar con esta foto, no es que moleste en exceso, pero si esas 2 hayas no estarían sobre la cabeza de Hartza nos daría una composición más limpia.

 De estos detalles, Mer, nuestra autora, se dio cuenta y cambió la escena. Con unos pasos a su izquierda y un formato vertical para incluir a otro elemento (mi niña) ha creado una composición más limpia y directa con un dialogo muy claro entre los sujetos de la foto.



 Creo que no hacen falta flechitas para ver el tiki-taka que marca ese cruce de miradas en diagonal. Solamente con 2 puntos de interés recorremos toda la fotografía.


 Ahora compliquemos un poco nuestra sencilla fórmula del tiki-taka.

Arribolas, 24 mm, 125", f11, ISO 100
 En esta otra fotografía de Arribolas seguimos con nuestra fórmula del tiki-taka, pero esta vez no es tan sencilla como unir 2 puntos, que también. Cuando tenemos varios elementos compositivos similares estos suelen funcionar como un único sujeto y nuestra vista iría desde las rocas (tiki) hasta el cielo (taka). Pero aquí la disposición cíclica de las rocas del primer plano nos obliga a recorrerlas saltando de una a otra para que en algún momento saltemos al cielo. Nuestra composición en este caso sería más bien de tiki-tiki-tiki....taka. Veamos el esquema:


CONCLUSIONES


 En resumen lo que hemos tratado en esta entrada es:

  • Identificar a los elementos compositivos de nuestra fotografía.


    •  Colocarlos a través de nuestro fotograma para que el espectador vaya saltando de uno a otro.


      Y hasta aquí la entrada de esta semana. Creo firmemente que una de las mejores formas de aprender composición fotográfica es hablando de ella por lo que le estoy dedicando varias entradas en las que iremos viento las diferentes herramientas compositivas. Aquí os dejo el enlace de una entrada anterior sobre como y cuando usar o no usar los recursos compositivos




Hasta la semana que viene y ya sabéis, si os ha gustado la mejor forma que tengo para saberlo es que compartáis en vuestras redes.




Entradas populares de este blog

Como hacer un bokeh en macrofotografía con una red de andamio

Vía Láctea en los aerogeneradores del Picón Blanco. Como se hizo.

Reglas de composición fotográfica desde Islares

Como hacer un bokeh en macro con agua y luz

Elementos de composición en fotografía

Lo más leido

Como hacer un bokeh en macrofotografía con una red de andamio

Vía Láctea en los aerogeneradores del Picón Blanco. Como se hizo.

Reglas de composición fotográfica desde Islares

Como hacer un bokeh en macro con agua y luz

Elementos de composición en fotografía

Como convertir el día en noche con photoshop de forma fácil